Cómo tener la voz más dulce

Tener la voz más dulce

El tono de voz dulce es el atributo morfológico aportado por nuestras las cuerdas vocales y relacionado con la acústica en cada género: masculino y femenino.

La prosodia es la melodía tonal que se usa al hablar. Las mujeres poseen más tonos en su habla, tienen más musicalidad que los hombres; que son más monótonos.

Ya hablamos en otro artículo de que las voces graves femeninas son las que en la actualidad predominan, a diferencia de las voces femeninas de épocas anteriores, que eran más agudas.

El tono dulce de la voz

Para tener una voz más dulce, será imprescindible poseer un tono de voz agudo, al menos en el género femenino. Cierto es que en una voz masculina dulce los parámetros que producen ese dibujo musical, o gama tonal, difiere de la femenina pero se puede conseguir dulzura en una voz masculina grave.

Respirar correctamente para tener melodía de voz

El tono de la voz está sometido por completo a la respiración y la modulación. Cuando comprobamos que una persona puede modular diferentes tonos de voz y dar melodía musical a su voz, es porque controla y domina la respiración diafragmática.

En el caso de las mujeres, la voz suave y dulce la produce directamente la modulación.

Partiendo que se conoce plenamente la voz que se posee, aunque esto no es muy habitual, realizando ejercicios de modulación de voz se conseguirá -por medio de la fuerza de voluntad y el esfuerzo en la práctica- un tono de voz (o recurso de voz) dulce, pausado, melodioso, aterciopelado, meloso, voz de azúcar, etc.

Existen tantos adjetivos para una voz dulce, como sensaciones nos produce su sonido y que se transforma interiormente en una figura de agradable estímulo. Por ello una voz rota de mujer puede ser igualmente bella para un hombre que una voz muy aguda para otro.

Modular la voz para que suene más dulce

Proyección de la voz dulce

Para proyectar la voz hemos de elevar el velo del paladar o paladar blando. Construiremos posturalmente una escuadra -con el cuello- y la mantendremos con el objetivo de que la modulación, por medio de las cuerdas vocales, los músculos elevador y constrictor sea adecuada y la morfología de nuestra pantalla acústica interna proyecte el sonido de manera directa, así proyectaremos la voz.

Utilizaremos también nuestro músculo constrictor faríngeo superior, que está situado un poco más arriba del paladar blando ya que con su control conseguiremos mayor sonoridad.

El brillo de la voz dulce

El “brillo” en la voz se consigue a través de la sonrisa. Si pretendemos que nuestro tono de voz suene dulce y alegre, hemos de sonreír lo más ampliamente posible. Con ello transmitimos el brillo necesario para que la voz suene “feliz”.

Técnica para que tu voz suene más dulce

En primer lugar, y de manera rotunda, debes saber cuál es tu verdadera voz y aprender todas y cada una de las técnicas profesionales para usar la voz correctamente. En este propósito la ayuda de un entrenador de voz o coach de voz es fundamental.

Déjate de imitar voces o cambiar tu voz para que no se parezca a tu tono de voz. El sonido de tu voz es lo más preciado que tienes y debes cuidarla como «oro en paño». Esfuérzate en que tu voz esté sana. Canta siempre que puedas con diferentes estilos. Tararea para ejercitar tu modulación de voz. Lee textos agradables e imagina cómo sonarían en voz de quien los protagoniza. Esboza la sonrisa -siempre- para que tu voz brille.

Milagros para aclarar la voz y endulzarla

Déjate de pócimas milagrosas o potingues, que pueden decirte que aclaran la voz. El consumo de claras de huevo, miel y limón, etc. puede beneficiar tu voz si estás con catarro; pero no esperes que eso te haga tener una voz más dulce. No existe nada que te cambie la voz artificialmente, pero sí técnicamente. Tu habilidad modulando la voz es fundamental para tener varios tonos derivados de tu tesitura de voz.

Este es un estupendo recurso si quieres dominar tu voz y conocer todas las posibilidades que te ofrece. Al poseer estos recursos sonoros, podrás utilizar cada uno de ellos en cada ocasión que lo necesites. Tu modulación hacia una voz dulce te permitirá conseguir el tono adecuado a esa modulación.

Susurrar no es tener la voz dulce

El susurro es una combinación entre voz y aire. La modulación de voz en el susurro se consigue al controlar el flujo de aire, la espiración, y el control de voz para que el sonido salga de ti con un volumen ajustado voluntariamente. La proyección de voz en el susurro es la misma, aun si cabe más importante, ya que con una buena proyección y modulación de voz, el susurro se escuchará mucho mejor.

La voz dulce en la música

Como ya hemos dicho, el tono de voz dulce será atractivo dependiendo del tipo de oyente. Para oídos gustosos de voces agudas, será atractiva una voz femenina aguda como la de Enya. Y para quien gusta de voces femeninas más graves, resultará atrayente la voz de Ana Belén.

En géneros musicales como el Fado, Dulce Pontes posee una voz versátil, dramática y con una gran calidez emotiva. En el rock la galesa Bonnie Tyler tiene un registro de voz muy característica, como ronca o rasgada, pero igualmente bella.

Los Castrados

Castrato  se utiliza para referirse a un cantante que fue sometido cuando era niño a una castración genital para -así- conservar la voz aguda, característica en la infancia. Los cantantes que poseían dotes para cantar eran castrados para que, en la edad adulta, mantuvieran la tesitura aguda que les permitiera interpretar voces femeninas. 

En España el término que se refería a estos cantantes era capón. El capón es un cantante varón que ha sido esterilizado de niño para mantener en él la tesitura de soprano o contralto. La castración de los testículos impide que se produzcan hormonas que desembocan en cambios en la voz. De este modo, por medio de la castración, se mantenía en la edad adulta el tono de voz más dulce y aflautado.

Educar tu voz para que suene más dulce

Uno de los trucos que más usamos los profesionales de la voz es la seguridad en uno mismo y la confianza en los demás. Estos dos factores influyen muy positivamente en el habla de una persona y la aceptación y admiración que su voz genera en las demás personas que la escuchan.

Educando tu voz con nuestro Coaching de Voz  conseguirás mejoras muy significativas en tu voz y el uso que quieras darle, incluso podrás llegar a tener la voz más dulce si te lo propones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.