Las voces de los animales. Onomatopeyas de animales.

Las onomatopeyas de los animales son sus voces

Las voces de los animales son esas onomatopeyas que emite cada animal. Como animales podemos entender también al humano; un animal racional que posee -a diferencia del resto- el habla.

Es probable que al oír el sonido sepas que se trata del mugido de la vaca, o sea la onomatopeya «mu» pero..

¿Sabrías identificar y nombrar el resto de voces de animales?



Voces de animales

Estos nombres que hacen referencia a las voces de los animales pueden sonar distintos dependiendo de la región en la que te encuentres. En todo caso, los más genéricos son:

  • bramido
  • aullido
  • chillido
  • canto

Otras denominaciones frecuentes son gruñido y rugido, para los sonidos similares al del cerdo y del león.

También se trasladan los nombres cuando son similares: así, se dice que las rapaces nocturnas jóvenes emiten un maullido, pues se parece a la voz del gato, o que ciertas aves trompetean, pues su sonido parece al de una trompeta.

Vamos a plasmarlo en una lista, por tipo de animal y su voz, para que te sea más fácil encontrar estas voces de animales.

  • Asno: rebuzno, roznido
  • ave: reclamo, ululación
  • caballo: bufido, estufido, rebufe, relincho, relinchido
  • cerdo: gruñido, gruñimiento
  • chicharra: garlado, chirrido
  • ciervo: brama, rebramo
  • cigüeña: crotorar
  • cuervo: graznido
  • elefante: barrito
  • gallina: clo, cloqueo, cacareo
  • gallo: quiquiriquí, cucú, cuclillo
  • gamo: gamitido, ronca
  • ganso: graznido
  • gato: miau, maúllo, maullido, mayido, maído
  • golondrina: trisar
  • grajo: graznido
  • grillo: grillar, chirrido, garlado
  • grulla: gruir
  • jabalí: rebudiar, arruar
  • león: rugido
  • lobo: aúllo
  • loro: garrir
  • oveja: balido
  • pájaro: trino, trinado, gorjeo
  • paloma: arrullo, zureo
  • pantera: himplar
  • pato: parpar
  • pavo: titar, gluglutear
  • perdiz: ajeo
  • perro: aúllo, aullido, ladrido, ladra, latido, gruñido
  • pollo: pío, pitío, piada, piulido
  • rana: croar, groar, charlear
  • serpiente: silbo
  • toro: bufido, estufido, rebufe, mugido
  • tórtola: arrullar
  • zorra: tauteo


El sonido de cada animal

Ellos hacen las voces en español de La vida secreta de tus mascotas 2

Son los sustantivos para designar el sonido que hace cada animal. La voz del animal en concreto. Los nombres de las voces de los animales son el vehículo en el que se expresan. Hay que tener en cuenta que dado que los animales no poseen un lenguaje articulado, sus voces les permiten comunicarse con el resto de animales.

Los animales descodifican la voz de otro y la convierten en un mensaje desde el cual han de comportarse del modo más adecuado con respecto a sus necesidades o propósitos.


Para Aristóteles, los animales se comunican a partir de señales y símbolos que suponen procesos cognitivos complejos.


En primer lugar, diremos que algunas de estas voces de animales son plenamente identificadas por el hombre. Por lo tanto, cuando suena el rugido de un león el humano entra en alerta, debido a una cuestión de supervivencia. Mientras tanto cuando oímos el gorjeo de una paloma, que aunque no siendo muy aceptadas popularmente, no representa un peligro para el cerebro humano.

El cuento de los sonidos de animales

Ya que a todos los niños y niñas les encanta que se les lea un cuento antes de irse a la cama. En la dinámica que siempre apoyamos, la de leer e inculcar esa hermosa y beneficiosa costumbre, leer en voz alta, ofrecemos un divertido cuento de animales titulado «El Gallo que no sabía Cantar».



«Hubo un tiempo en que la locura no existía. Si alguien decía que hablaba con los animales, se le creía. Nadie era rechazado por su comunidad por escuchar a un árbol o a una montaña».

Chantal Maillard – Poeta

Un cuento infantil

El gallo que no sabía cantar

Había una vez un gallo que se olvidó de cómo debía cantar. Cuando lo intentaba se confundía: «kikiri…muuuuu», «kikiri…cua-cua», «kikiri…beeee».

Los animales de la granja estaban enfadados con él, incluso las gallinas le dijeron un día: «¡qué gallo más tonto! así no hay quien se aclare».

Muy triste el gallo decidió que nunca más cantaría, pero una noche un zorro acechaba la granja. Solo el gallo se enteró. Nervioso, cantó todo lo que supo despertando así a todos los animales que juntos lograron echar de allí al zorro.

El gallo se convirtió en un héroe, les había salvado a todos

Desde entonces, el gallo ya no volvió a equivocarse y feliz cantaba todas las mañanas «kikiriiiikiiii»


¿Te ha gustado este artículo? Compartiéndolo nos ayudas a difundirlo. Gracias.