Mejorar la dicción y vocalización. Ejercicios y consejos para tener mejor dicción.

Mejorar la dicción y vocalización. Ejercicios y consejos para tener mejor dicción.

La dicción es la habilidad de quien posee y ofrece un mensaje sonoro claro y definido. Es un forma de emplear palabras y formar oraciones de manera verbal. Si tienes problemas de vocalización y necesitas perfeccionar tu dicción, mejorar tu nivel y desarrollar tu comunicación, te ofrecemos nuestro Coaching de Voz Online Vozalia.

En este artículo te ofrecemos algunos ejercicios y consejos para tener mejor dicción.

Cómo puedo mejorar mi dicción y vocalización

La claridad en nuestro mensaje verbal, nuestra comunicación hablada, se consigue principalmente por medio de la articulación de sonidos. Nuestro tono de voz determina una parte muy relevante de nuestro estado de ánimo. Al mismo tiempo, el volumen con que emitimos cada mensaje a los demás es fundamental para que se nos oiga y escuche con atención.

Esta claridad no sólo está basada en sonidos y volumen. Uno de los factores esenciales para una buena comunicación es la fonética articulatoria. Los pilares sobre los que se asienta son la dicción y la vocalización.

Se puede tener un mensaje de gran contenido, pero sin la claridad necesaria para emitirlo correctamente, nuestra intención verbal quedará en agua de borrajas. La claridad es la cúspide de nuestra capacidad de dicción y vocalización.

Algunos problemas de dicción

Muchas veces, los problemas de dicción provienen de la ausencia de preocupación en ejercitar la musculatura y articulación. Es esencial plantearse, si no se vocaliza bien, que es necesario recibir clases de dicción, pero en ellas la falta de concentración puede ser un punto flaco.

El Profesor de Voz, Entrenador de Voz o Coach Vocal, instruye en la técnica y ejercicios para trabajar la dicción y vocalización con objeto de llevarlas hasta la perfección.

En este sentido, uno de los apoyos en las sesiones de entrenamiento vocal es la concentración. Durante la instrucción vocal, atacamos diferentes puntos:

Leer trabalenguas para mejorar la dicción

¿Qué te parece si practicas la lectura de trabalenguas para calentar articulación y mejorar dicción? Cuando leemos trabalenguas, nuestra concentración se desarrolla y nos permite fijarnos no sólo en la fonética consonántica, también en la modulación de la voz.

En los fonemas consonánticos el aire se apoya en un obstáculo como paso previo salir al exterior. Por el contrario, las vocales no presentan obstáculo al aire. Un buen ejercicio para identificar esta articulación de sonidos, por medio de consonantes, es practicar la gutural «g» para -además- trabajar con el paladar blando, o velo de paladar.

Pablito y el clavito

Pablito clavó un clavito en la calva de un calvito. Un clavito clavó Pablito en la calva de un calvito. ¿Qué clavito clavó Pablito?

Los tigres y el trigo

Tres tristes tigres tragaban trigo en tres tristes trastos sentados tras un trigal. Sentados tras un trigal, en tres tristes trastos tragaban trigo tres tristes tigres.

Consejos para tener buena dicción

Tal vez te haya ocurrido más de una vez. Estás en plena lectura de un guión y encuentras palabras difíciles de pronunciar que te interrumpen la exposición verbal.

En la oralización de textos, cuando leemos en voz alta, la concentración es fundamental para que la voz suene segura y fluida

La respiración para perfeccionar la dicción

Control y desarrollo de la respiración diafragmática

Uno de los pilares básicos para una buen desarrollo vocal es la respiración abdominal con apoyo en diafragma. Hay que trabajar para mantener una presión de aire que asegure un buen volumen de voz y una correcta transmisión del sonido a través del tracto vocal. El aparato resonador recibe el aire libremente y hay que modularlo con decisión y control. El aire será impulsado por el diafragma y pasará por la laringe.

Vocalización, músculos que intervienen en la dicción

Para una buena vocalización, imprescindible en la dicción, es fundamental trabajar y ejercitar la musculatura y articulación maxilofacial. El músculo masetero y la articulación témporo mandibular.

Ejercicios para practicar vocalización y dicción

Trabajando con el músculo masetero y la articulación témporo mandibular

Realiza con la boca 10 series de movimientos en forma de onda. Estos irán de mayor a menor diámetro (comenzado en “a” y acabando en “o”) y viceversa (comenzado en “o” y acabando en “a”). Series de 6 repeticiones. Descansa y auto-masajea la articulación y el músculo circularmente con tus pulgares.

Ejercitando el músculo masetero articulación témporo mandibular consigues fluidez articular y evitas lesiones y dolores en este área sensible.

Lecturas, ejercicios que mejoran la dicción

La lectura en voz alta es primordial para trabajar y mejorar la dicción y vocalización. Esta práctica supone un fantástico ejercicio que nos permitirá conocer nuestra voz. La actividad es tan beneficiosa -para el cuerpo y la mente- que si la realizamos asiduamente nos permitirá evolucionar vocalmente.

Ejercicios de lectura con obstáculo

Se trata de emprender algunos ejercicios de lectura con un obstáculo entre los dientes. Desde Vozalia abogamos por utilizar un tapón de corcho, que -en mordida- permite el movimiento labial y se centra en bloquear la articulación y el movimiento de la lengua.

Este ejercicio práctico permite liberar tensión en la lengua y calentarla antes de abordar la lectura. Utiliza el obstáculo y lee un texto, libera el obstáculo y lee de nuevo el texto. Al realizar repetidamente este ejerciciola lengua se despliega con mayor facilidad, ya que no hay ningún impedimento que la interrumpa en su movimiento, y con ello la fluidez se va consiguiendo.

Si te ha gustado este artículo, compartiéndolo nos ayudas a difundirlo. Gracias.