Problemas de la voz monitores de gimnasio. El riesgo de patologías de la voz en profesores y monitores de gimnasio

Los problemas de la voz en monitores de gimnasio pueden llegar a inhabilitar a causa de patologías vocales

Los profesores y monitores de gimnasio pueden desarrollar patologías en su voz, que llegan a inhabilitarles para su profesión. Algunos de estos problemas en la voz de monitores de gimnasio son las disfonías o la pérdida completa de voz, afonías.

¿Qué ocurre en la voz de los monitores de gimnasio?

Hay que tener en cuenta que durante la jornada laboral de estos profesionales, el uso de la voz de forma masiva puede desembocar en problemas fonatorios, a causa de un mal uso de su voz.

A lo largo de las clases que imparte un monitor de gimnasio, sobre todo cuando se trata de clases de ejercicios con música ambiental a gran volumen, el uso de la voz es imprescindible para motivar al grupo de personas que ejercitan muscularmente.

Uso excesivo de la voz

Los monitores de gimnasio emplean su voz para dar instrucciones a los deportistas durante las sesiones de ejercicios. Muchas veces estos profesionales no conocen cómo funciona su voz, tan solo que perciben cómo al acabar las jornadas de trabajo, su recurso vocal se resiente y manifiesta molestias físicas.

La disfonía en los monitores de gumnasio

Uno de los más habituales es la disfonía. Los síntomas más claros que indican una disfonía pasan por la ronquera, carraspeo constante, aspereza en la garganta, descontrol del tono de voz, dolores durante el uso vocal, etc.

Causas de la disfonía en profesores y monitores de gimnasio

Algunas de las causas que provocan las disfonías son el abuso de la voz y su mal uso, trabajar en ambientes contaminados acústicamente, sufrir estrés laboral, los cambios de temperatura precipitados y el uso masivo del aire acondicionado.

Se manifiesta cansancio vocal, modificaciones involuntarias de la tonalidad, sensación de picor, carraspeo constante..

Esta patología vocal suele afectar hasta casi un 10% de la población. Las profesiones que más riesgo corren de sufrir una disfonía son los maestros de educación infantil, en primer lugar, y los monitores de gimnasio que les siguen en dicho problema. También los teleoperadores sufren disfonías, al igual que los sacerdotes.

¿Qué hacer en caso de notar molestias en la voz?

Lo primero es dejar de usar la voz, darle reposo y tomar las medidas oportunas para recuperarla.

Consejos para evitar problemas de la voz en monitores de gimnasio

  • Proyectar la voz
  • Respirar diafragmáticamente
  • Modular la voz
  • Hidratarse
Problemas de la voz monitores de gimnasio

Intentemos, a toda costa, que no se produzca agotamiento vocal, ronquera y escozor en la garganta.

Una buena opción para educar la voz es contar con la ayuda de un Entrenador Vocal, que ayudará a instaurar patrones beneficiosos para la voz y evitar riesgos fonatorios.

Según SEORL-CCC uno de cada cuatro profesores de aeróbic tiene problemas de disfonías a causa de la temperatura interior de los gimnasios el abuso del volumen de la música en las clases y por forzar la voz. 

Apuntarse a la Escuela de Voz

Hacer un curso de voz es una estupenda opción si se pretenden evitar los citados problemas vocales, y conocer plenamente el recurso vocal propio para mejorar la capacidad comunicativa, tanto en el ámbito profesional, como personal.

Contacta con nosotros y te informamos sobre cómo pueden comenzar tu entrenamiento vocal.

COMPARTIR