Técnica Vocal: Ejercicios y calentamiento vocal con técnica profesional

Técnica Vocal: Ejercicios y calentamiento vocal profesional.

Poseer un buena técnica vocal profesional no es fácil, por un lado existen ejercicios de calentamiento de voz y -por otro lado- ejercicios de técnica vocal. Por lo tanto, para que empieces a conocer tu voz y puedas desarrollar todas sus posibilidades -a nivel profesional- debes ejercitar el calentamiento y técnica vocal a diario. El objetivo es que llegues a tener una buena voz.

Estos ejercicios establecen el punto de partida hacia el desarrollo de una voz perfecta. La técnica vocal se basa de manera individual en las características propias de cada persona y las posibilidades individuales de su voz.


Entre otros puntos, la técnica vocal trabaja:

  • Respiración. Respiración diafragmático-abdominal para dominar el aire y la voz
  • Fonación: Emisión sonora de tu verdadera voz en tu tesitura
  • Resonancia: Conocimiento y uso de tus resonadores
  • Articulación: Tonificación y desarrollo de articulación
  • Vocalización: Ejercicios de musculatura vocal y maxilar para vocalización
  • Impostación y colocación de la voz: Colocación de la voz para un sonido pleno

Respiración con diafragma

Para una buena técnica vocal, es imprescindible dominar la respiración diafragmática. Comienza con estos ejercicios.

Aspira lentamente por la nariz y con el aire empuja los músculos del abdomen inflándolo. Utiliza la cavidad abdominal, es un fuelle que moverás a tu antojo, una vez domines la técnica.

Después, también lentamente, suelta el aire como si soplaras suavemente sin querer apagar la llama de una vela. Al soltar el aire, tu estómago se irá desinflando. En el desinflado sigues actuando conscientemente, ya que a tu voluntad generas presión abdominal para aplicar el efecto fuelle. Mete el estómago hacia adentro lentamente pero con firmeza.

Practica siempre de pie, levantando moderadamente la cabeza y soltando los brazos y sin tensiones musculares. Intenta añadir durante alguna de las respiraciones alguna respiración intercostal.


Técnica de impostación de la voz

Aprendiendo a impostar la voz optimizarás la corriente de aire resultante de la expiración, para que sea una columna constante y regular que convierta en sonido la acción de las cuerdas vocales. Una correcta vibración de la columna de aire para producir el sonido es lo que conocemos como impostación de la voz.

Ejercicios de calentamiento de voz

Los ejercicios de calentamiento vocal te ayudan a acondicionar tu voz, evitando forzar en frío, cosa que podría generarte una disfonía. Además, calentar la voz te permite ensayar modulación y ponerte a prueba en agudos o graves, observando cuánto de bien suena tu voz al calentarla. La voz debe poseer un volumen controlado con el que alcanzar la calidad y sonoridad precisa.

Al realizar los ejercicios de calentamiento de voz, no bebas líquidos muy fríos o muy calientes, pues podrían afectar negativamente a tu garganta. Calienta la voz con frecuencia, cada vez que lo necesites; evitarás lesiones y aprenderás a usar tu voz sin forzarla.



El calentamiento vocal está constituido por una serie de ejercicios corporales, respiratorios y vocales con la finalidad de calentar la musculatura de los pliegues vocales, musculatura respiratoria, articulatoria y resonancial antes de una actividad más intensa para evitar la sobrecarga o el uso inadecuado.

Elsevier -Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología

Humming de Voz

Durante el movimiento, Humming de voz, hay que modular la consonante «mmmmmmm» percibiendo cómo el sonido resuena por nuestras fosas nasales, las comisuras de los labios y la vibración craneal, como señales de que el ejercicio se está realizando correctamente.

Se debe emitir una «m» alargada inflando los mofletes, luego separar la mordida bajando la mandíbula.

El Twang de Voz

El Twan de Voz es una técnica de canto, aplicable al entrenamiento de voz para locución /o doblaje. Sobre las cuerdas vocales está el embudo epiglótico, una zona cartilaginosa «aritenoides» que se reduce al realizar la técnica twang. Por medio de esta técnica el sonido de la voz resulta más claro y permite aumentar sonoridad y volumen de voz.

Calentando la voz

Te contamos algunos trucos y ejercicios para calentar voz y preparar exposiciones orales, grabaciones, conferencias o -si te apetece- cantar algo.

Empieza relajando la mandíbula y semi juntando los dientes, sin hacer presión entre ellos. Acompaña el sonido con la «rrrrrrrrrrrrrrrrr» usando aire empujado desde el diafragma. Si te sirve, imagina el sonido que hace un caballo al relinchar. Intenta modular tonos y nota como los dientes vibran.

Calienta la voz y logra el mejor tono

Abre la boca lo más ampliamente que puedas, y aplana la lengua hasta que -usando un espejo- puedas ver el fondo de tu boca, la conocida campanilla. Arranca un bostezo y suelta el aire por la boca y por la nariz al mismo tiempo, interrumpe el flujo por la boca intermitentemente, elevando o bajando el velo del paladar.

Averigua el punto de vibración de tus cuerdas vocales. Pronuncia la «zzzzzzzzzzzzzzz» y coloca las puntas de tus dedos indice y corazón -a la altura de la nuez- para notar dicha vibración. Al llegar al punto máximo de vibración, emite tonos abriendo y juntando los labios. Practica el trino de labios con el sonido “brrrrrrrrrrrrrrr» ampliamente y nota el cosquilleo. Ahora el trino de lengua con la «rrrrrrrrrrrrr».

Mueve lentamente la cabeza, de izquierda a derecha y de adelante hacia atrás. Haz series concentrándote en los músculos y tendones que utilizas en los movimientos.



Trucos para tener una voz cuidada y educada

  • Proyecta la voz. Es importante que los demás te escuchen bien.
  • No corras al hablar. Hablar rápido hace que los demás no atiendan.
  • Pronuncia bien. Prestar atención a cada palabra y pronunciarla completa.
  • Respira bien. Utilizar el diafragma para respirar correctamente. Controlar el flujo de aire, espiración, y aprovecharlo para tener más voz.
  • Modula la voz. Realizar modulaciones con la voz para evitar monotonía.
  • Sonríe al hablar. está comprobado que el color de voz se consigue a través de la sonrisa.
  • Tararea. El tarareo permite conocer la gama de tonos de nuestra voz.
  • Lee mucho en voz alta.  Alcanza un buen nivel oral para dominar la voz.
  • Gesticula. Apoyarse en la gesticulación para conseguir más realismo en la voz.
  • Ejercita tu lengua. Los ejercicios con la lengua son fundamentales para la correcta pronunciación.
  • Proyecta tu voz. Eleva el paladar blando, velo del paladar, y conseguirás impostar la voz.

¿Te ha gustado este artículo? Compartiéndolo nos ayudas a difundirlo. Gracias.