Textos para pruebas de locución

Lectura de textos

Un buen lector en voz alta es aquel capaz de expresar todas las bondades del texto.

En los textos para pruebas de locución, en un casting de voces o en el funcionamiento real de la profesión, cuando acudimos a una convocatoria al estudio de grabación, la correcta locución debe obedecer a la vida del propio texto que se lea.

El realizador, director o productor nos exigirá acertar con el ritmo, el sentido, el tono, el humor o el dramatismo, y debemos de captar la intimidad del texto.

El profesional de la locución será capaz de transmitir la riqueza que atesora el texto leído en voz alta, sin hacerse notar.

Normalmente la lectura del guión debe salir en una sola toma.

Errores a evitar

Es recomendable que la lectura no sea un acto de recreación o de sobre actuación.

El locutor o locutora que se disfraza, que finge la voz o que realiza una pantomima teatral del texto, no está captando la escucha activa del espectador, lo está alejando de ella.

Por ello siempre hay que buscar el estilo propio. No imitar otra voz. Sacar el mayor partido a la voz propia.

Lectura en voz alta

La lectura en voz alta es un ejercicio de creación, un gozo intelectual en el cual quien lee es coprotagonista y quien le escucha, su complemento.

La concentración

Ni que decir tiene que, como sucede en todo oficio de gran contenido artístico, la concentración es fundamental para la buena interpretación de un texto. Así que concéntrate en el texto, ensaya tantas veces como necesites.

La calidad de la voz

  • Para  una buena calidad de voz, ensaya a diario.
  • Lee en voz alta, una media de 30 minutos/día.
  • Respira diafragmática y abdominalmente.
  • Vocaliza bien. Proyecta. Sonríe.
  • Haz que salga la música que hay en tu voz.

Lectura de textos para pruebas de locución

Lee los textos para pruebas de locución. Practica diariamente las técnicas necesarias hasta que los «locutes» en una sola toma. Si te trabas vuelve al principio. No te desanimes. disfruta leyendo; la práctica de locución ha de ser divertida y amena para que te motive.

Nocturno

Esta noche ha vuelto la lluvia sobre los cafetales.

Sobre las hojas de plátano,

sobre las altas ramas de los cámbulos,

ha vuelto a llover esta noche un agua persistente y vastísima

que crece las acequias y comienza a henchir los ríos

que gimen con su nocturna carga de lodos vegetales.

La lluvia sobre el cinc de los tejados

canta su presencia y me aleja del sueño

hasta dejarme en un crecer de las aguas sin sosiego,

en la noche fresquísima que chorrea

por entre la bóveda de los cafetos

y escurre por el enfermo tronco de los balsos gigantes.

Ahora, de repente, en mitad de la noche

ha regresado la lluvia sobre los cafetales

y entre el vocerío vegetal de las aguas

me llega la intacta materia de otros días

salvada del ajeno trabajo de los años.

ÁLVARO MUTIS

Novelista y Poeta colombiano

1923-2013

Llueve..

”Llueve la mayor parte del año.

Ejércitos inmensos de nubes se lanzan en

la atmósfera del seno del Océano Pacífico.

El viento oeste que reina constantemente

en estos mares, las arroja dentro

del continente; los Andes las detienen en

la mitad de su carrera. Aquí se acumulan

y dan a esas montañas un aspecto sombrío

y amenazador; el cielo desaparece; por todas

partes no se ven sino nubes pesadas y negras

que amenazan a todo viviente. Una calma

sofocante sobreviene; este es el momento

terrible; ráfagas de viento dislocadas arrancan

árboles enormes; explosiones eléctricas, truenos

espantosos; los ríos salen de su lecho; el mar

se enfurece; las olas inmensas vienen a estrellarse

sobre las costas; el cielo se confunde con la tierra

y todo parece que anuncia la ruina del universo.

En medio de éste conflicto el viajero palidece,

mientras que el habitante del Chocó, duerme tranquilo

en el seno de su familia. Una larga experiencia le ha

enseñado que los resultados de estas convulsiones

de la naturaleza, son pocas veces funestos; que todo

se reduce a luz y agua y ruido, y que dentro de pocas

horas se restablece el equilibrio y la serenidad”.

Francisco José de Caldas (1768- 1816) fue Científico de Astronomía. Ingeniero. Militar. Geógrafo. Botánico. Naturalista y Periodista. Prócer de la Independencia de Colombia.

Los Estanques

Yo no quisiera ser más que un estanque

verdinegro, tranquilo, limpio y hondo:

Uno de esos estanques

que en un rincón oscuro

de silencioso parque,

se duermen a la sombra tibia y buena

de los árboles.

¡Ver mis aguas azules en la aurora,

y luego ensangrentarse

en la monstruosa herida del ocaso…!

Y para siempre estarme

impasible, serena, recogida,

para ver en mis aguas reflejarse

el cielo, el sol, la luna, las estrellas,

la luz, la sombra, el vuelo de las aves…

¡Ah el encanto del agua inmóvil, fría!

Yo no quisiera ser más que un estanque.

DULCE MARÍA LOINAZ

(Cuba, 1902- 1997)

Aprender locución

Si estos textos para pruebas de locución no son del todo de tu agrado, busca algunos que te inspiren y/o te motiven con alguna temática atractiva para ti. Es fundamental que la lectura sea entretenida y te divierta realizarla cada día.

Si quieres que te ayudemos a perfeccionar tu nivel de locución, tenemos para ti el Master de Locución Profesional con el que adquirirás el nivel exigido con el que superar pruebas de locución y casting de voces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.