Cómo desarrollar una voz de locutor de radio

Consigue tener una voz de locutor de radio

Si tu propósito es conseguir una voz de radio, te contamos algunos trucos para que ensayes con tu voz y descubras las posibilidades que tienes para que tu voz suene como la de un locutor de radio

En primer lugar, siempre debes calentar la voz antes de las locuciones, sean para radio o televisión. Para calentar la voz puedes realizar una serie de lecturas sencillas y cambiar el tono de tu voz en cada pasada de lectura. Iras modulando el tono de tu voz para que el calentamiento vocal sea efectivo. Puedes modificar el tono y la modulación e imaginar cómo sería tu voz si fueses un locutor mexicano, americano, francés, etc. Es perfectamente válido que imites acentos e incluso los exageres; comprobarás que la modulación de voz es cada día más sencilla para ti. 

Ejercita tus cuerdas vocales

Escoge algunas palabras que contengan tonos concretos para que tu voz se acostumbre a los sonidos rotundos. Repite varias veces no, no, no, no, no….. Cada vez con más rotundidad y decisión. Alarga la nooooooo…. Y en esa modulación abre y cierra los labios para que el tono retumbe en tu caja torácica.

Da fluidez a tu voz

Acostúmbrate a usar tus cuerdas vocales en todos los sonidos que tu voz pueda interpretar, realiza los ejercicios a diario y utilizando la concentración para que tu voz salga fluida y constante. 

Pronuncia palabras articulándolas con perfección. Lee términos como: abracadabra, esternocleidomastoideo, desoxirribonucleico, transportista, caleidoscopio, metacrilato, institucionalización, frustración… Cuantas más consonantes seguidas, tengan las palabras que elijas, mayor efectividad tendrá él ejercicio. 

Hidratación de la voz

La hidratación de nuestro cuerpo es fundamental para la salud. Al mismo hidratarnos cuando usemos nuestra voz es una estupenda opción para evitar afonías y voces rotas que evidenciaran que no tenemos el control de nuestro aparato sonoro. La hidratación aconsejable es el agua, sin más. También puedes beber alguna infusión tibia. Las bebidas frías no son aconsejables ya que pueden producirte problemas en la voz, como una afonía instantánea. Los lácteos no son recomendables antes de utilizar la voz, ya que estos favorecen la producción de mucosidad. En estos casos puedes comer alguna manzana verde, ricas en pectina, que combaten las flemas. 

Lubricar la voz

Si en tu lugar de trabajo predomina el clima seco, o vives en lugares de interior, sería recomendable instalar un humidificador que nivele adecuadamente los porcentajes de humedad relativa en el ambiente y los mantenga, al menos, al 35%. También es una buena idea que utilices un inhalador de vapor con mascarilla, cuando notes que tu garganta y cuerdas vocales están resecas

Haz que tu lengua vibre

Para pronunciar correctamente es necesario que la lengua tenga libertad de movimientos y vibre. Coloca la punta de tu lengua a mitad del paladar y pronuncia la letra r alargándola todo el tiempo que puedas. Cuando te vayas quedando sin aire, recupera con el diafragma y empieza de nuevo. 
También existe un ejercicio muy útil para calentar la lengua, se trata de que pronuncies la palabra taka repetidamente.

Sube la velocidad conforme vayas tomando soltura: Taka taka takatakataka … Takatakatakatakatakatakatakata… 

En otro artículo te enseñamos más ejercicios para calentar y fortalecer la lengua y que consigas dominar las técnicas de pronunciación y dicción

Estos son algunos de nuestros consejos si quieres desarrollar una voz de locutor, sea para trabajar en la radio o en la televisión. Pero no creas que es fácil ser un buen locutor de radio. Además del control profesional de la voz, para ser un buen locutor de radio hay que leer mucho y de todo, debes culturizarte y estar al día de todos los temas de actualidad que puedas absorber en tu mente, ya que te enfrentarás a situaciones complejas, dependiendo de los interlocutores con los que compartas micrófono y deberás estar a la altura de los entrevistados que invites a tu programa. 

Quiero ser locutor radio formula y musicales

De igual modo, y como ya te hemos dicho, la correcta utilización de tu voz y tu capacidad de interpretación, son fundamentales para que tu voz llegue a la audiencia y nadie quede dormido de puro aburrimiento. Así que modula tu voz mucho y bien. Esto es, cuando haces una pregunta tu tono de voz debe de transmitir interés e incógnita. La práctica de lectura de novelas y guiones de cine te dará las claves para que tu voz sea la de un locutor entretenido y ameno, con quien la audiencia se divierte y entretiene. 

Tres motivos que te benefician al modular tu voz

Te comunicaras mejor con los demás. 

Consigues confianza en ti mismo

Tu voz sonará interesante y conseguirás la escucha activa

Graba tu voz y escúchate después

Para conseguir no caer en la pedantería ni en el exceso de ego, la autocrítica es fundamental. ¿No te ha pasado al escuchar una emisora de radio, que el locutor habla pedantemente y como pegajoso? En la profesión de locutor, esta actitud la llamamos locutores auto amantes. Son locutores a los que les gusta tanto oírse por los auriculares y que hablan de una manera que no transmite más que un juego interior que desemboca en un sonido ridículo. Nunca caigas en este error. 

Si tu interés es convertirte en un buen locutor de radio, además de toda la práctica que ya hemos indicado, deberás de ser crítico contigo mismo. Una de las mejores formas de que te des cuenta donde puedes estar fallando es grabándote para evaluarte posteriormente

Utiliza una grabadora de mano o el teléfono móvil y hazte archivos de voz en los que leas algún texto o guión. Esas grabaciones con tu voz deberás guardarlas unos días, para escucharlas posteriormente y -en frío- extraer dónde y cómo puedes mejorar las locuciones que hayas realizado. Puedes grabarte caminando por la calle, mientras vas de camino al trabajo en el bus o el metro, o cuando estás sentado en el parque conversando contigo mismo. 

Tu imaginación es lo más importante 

Un buen locutor de radio es una persona muy imaginativa y ocurrente. Nadie nace con ese don, los buenos locutores se han hecho durante sus vidas. Conversar con uno mismo, te aseguro, es la mejor de las maneras de conseguir agilidad mental. En silencio, y esto si puedes hacerlo casi en cualquier lugar, establece conversaciones y presentaciones de memoria. Ensaya lo que necesites hasta que consigas buenas frases con estructuras interesantes para ir tomando notas, que pueden ser de voz, o escritas en tu bloc, para prepararte tus guiones. 

Sonríe siempre

Está demostrado que el brillo de la voz se consigue a través de la sonrisa. Haz que la expresión alegre sea la que predomina en tu rostro, conseguirás -no sólo una actitud y semblante agradable hacia los demás- si no que además lograrás que tu voz suene con brillo y melodía atractiva

Un buen locutor de radio se diferencia de un locutor de radio mediocre en que el buen locutor siempre perseguirá mejorar, se esforzara cada día en crecer personal y profesionalmente y preparará con ilusión el programa de radio que vaya a emitir. 

Del locutor de radio mediocre no hay gran cosa que decir. Hay demasiadas emisoras de radio con locutores mediocres. Tal vez lo único que aportan es que el contraste entre tú y ellos es muy notable. Si te esfuerzas y te ilusionas contigo mismo y tus posibilidades, podrás convertirte en un buen locutor de radio y con tu voz entrenada, tendrás ventajas sobre resto. 

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *