Ramón Raquello y su Orquesta. La música de la mayor «Fake New» de la historia.

Ramón Raquello y su Orquesta. La música de la mayor Fake New de la historia.

La música de Ramón Raquello y su orquesta sonaba. Mientras, Orson Welles lanzaba a las ondas la mayor fake new de la historia. La legendaria obra de radio de Orson Welles, La Guerra de los Mundos, War of the Worlds, se trataba de un formato de radio teatro, que acabó yéndose de las manos.

Durante la representación radiofónica, emitida en 1938, sonaban interpretaciones de un personaje ficticio, Ramón Raquello y su Orquesta, y eran constantemente interrumpidas para ofrecer noticias de una supuesta invasión extraterrestre.



The Mercury Theatre on the Air

La Guerra de los Mundos se emitió en directo como un episodio de Halloween, a las 9 de la noche del 30 de octubre del año 1938.

El episodio radiofónico del grupo The Mercury Theatre on the Air, es mundialmente famoso por haber demostrado el poder de los medios de comunicación. La actuación causó el pánico en la población y generó el comienzo del mito americano, que alude a la invasión extraterrestre del planeta Tierra.

Orson Welles se acompañó del guionista Howard Koch -quien escribiría años después el guión de la película Casablanca- y atendieron la oferta de la CBS para teatralizar semanalmente novelas clásicas adaptadas a la radio.

Welles, Koch y otros colaboradores, componían The Mercury Theatre on the Air. El grupo decidió adaptar la novela de H. G. Wells La Guerra de los Mundos. La historia pasaría de desarrollarse en Inglaterra a suceder en los Estados Unidos de América, concretamente en un pequeño pueblo llamado Grover’s Mill, en Nueva Jersey.

Intercontinental Radio News

Comienza la emisión, todos están preparados para desarrollar el espectáculo.

La introducción del programa explicaba que se trataba de una dramatización de la obra de ciencia ficción de H. G. Wells. Sobre los treinta minutos posteriores, se emitía un segundo mensaje aclaratorio de que aquello era una ficción.

Señoras y señores, les presentamos el último boletín de Intercontinental Radio News. Desde Toronto, el profesor Morse de la Universidad de McGill informa que ha observado un total de tres explosiones del planeta Marte entre las 7:45 P.M. y las 9:20 P.M.Orson Welles , interrumpiendo con las primeras noticias.

«La guerra de los mundos»

https://es.wikipedia.org/wiki/La_guerra_de_los_mundos_(radio)
Tras el parte meteorológico pasaban la conexión a Ramón Raquello y su Orquesta, quienes interpretarían unos minutos musicales pero quien tocaba -en realidad- era la orquesta del estudio de la CBS.


Studio Radio CBS

La ficción necesitaba no parecerlo. El radio teatro ha de resultar convincentemente real. La magia de la radio puede lograr lo que ningún otro medio alcanza. Transmite la vida de un momento concreto, y trasladó a la audiencia la primera fila de la platea mortal, hasta el confortable salón de sus casas.

Aquel octubre del 38, después de los Acuerdos de Múnich, Alemania está ocupando los Sudetes. La población estadounidense parece que va saliendo de la Gran Depresión. La televisión, que todavía está en una fase experimental, propicia que en Estados Unidos la radio fuese el medio de comunicación más popular.

La Orquesta de Ramón Raquello

La emisión ofreció un parte meteorológico, para mayor realismo. Conectaron con un espectáculo neoyorkino, al otro lado del río Hudson, donde se interpretaba Stardust por parte de «Ramón Raquello and his Orchestra«, supuestamente desde el «Hotel Park Plaza» de Nueva York.

La conexión melodiosa con una orquesta inventada, era interrumpida para informar de la «ficticia» invasión extraterrestre.

La música del ficticio director de orquesta Ramón Raquello era constantemente interrumpida para ofrecer noticias de última hora sobre una invasión extraterrestre. Este ejemplo temprano de lo que se conoce como “noticias falsas”… A pesar de que recientemente tanto Trump como Putin han desprestigiado las noticias falsas, en la obra de Welles cumplían la función de evocar futuros posibles y, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, hacer llegar los asuntos políticos más apremiantes al público.           

https://www.tabakalera.eus/es/eric-baudelaire-la-musica-de-ramon-raquello-y-su-orquesta

La producción radiofónica estaba concebida desde la mente de Welles, que se adentró hasta su propia caverna visceral buscando una reacción de entrega por parte de la audiencia. El desarrollo de las narraciones de los hechos fueron ejecutados con tal maestría, que el programa -aparentemente de entretenimiento- se convirtió en una bola de nieve que arrasaba con todo lo que se le puso delante. El relativo miedo americano de ser, tal vez un día, invadidos por los extraterrestres, se hizo verdad a golpe de micrófono y ondas hertzianas.

Orson Welles contaba sólo con 23 años. Días antes de la emisión del programa, Wells pensaba que los oyentes fieles de sus dramatizaciones encontrarían aburrida la surrealista historia.

La broma en Halloween

Solo hay que fijarse en la fecha de emisión, un final de octubre, cuando la costumbre anglosajona anima a sacar la muerte al fresco. El estudio de la CBS pareció perfecto como morgue en la que llegó a morir hasta el apuntador, ya que la farsa se extendió logrando acabar con el locutor en la azotea de la radio, comido por los gases extraterrestres.



Al final del espacio, Orson Welles se despedía recordando que todo había sido una broma de la noche de Halloween.

“Hasta la vista a todo el mundo y recuerden, por favor, durante un día o algo así, la lección terrible que aprendieron esta noche. Ese invasor globular, reluciente, que apareció haciendo muecas en las salas de sus casas, es sólo un habitante de la imaginación; y, si llega a sonar el timbre de su puerta y no ven a nadie allí, no crean que fue un marciano… fue el genio travieso que aparece la víspera de Todos los Santos

”Orson Welles, en el final de la emisión.
«La guerra de los mundos» (https://es.wikipedia.org/wiki/La_guerra_de_los_mundos_(radio))

Escándalo por el Fake Radio War que causó el terror

Como era de esperar, la azaña de Orson Welss tuvo repercusión mediática. Los tabloides se hacían eco de lo que unos consideraban una gamberrada del extraño Orson, mientras que la mayoría elogiaba su ingenio y talento, por conseguir sacar a la gente del letargo de sus mullidos sofás para mirar al cielo y temer con gran angustia la aparición de naves alienígenas.

¿Te ha gustado este artículo? Compartiéndolo nos ayudas a difundirlo. Gracias.