Delia Agúndez Soprano. La voz de Capella de Ministrers en «Claroscuro»

La voz de Capella de Ministrers en «Claroscuro» es Delia Agúndez, Soprano.

Capella de Ministrers rezuma magia vocal en el Claroscuro de la voz de Delia Agúndez, Soprano. La sobresaliente voz de Capella de Ministrers embelesa al público.

¿Quién es Delia Agúndez?

La voz de Capella de Ministrers en Claroscuro, es cacereña y Soprano. Desde 2004 actúa, entre otras formaciones, con Carles Magraner, Capella de Ministrers.

Con una sólida carrera, medio mundo se ha rendido ante su interpretación que abarca desde el Medievo hasta las últimas vanguardias y que le ha llevado a actuar en Europa, Latinoamérica y Asia.

Voz celestial

¿Se puede cantar como los ángeles? La respuesta es si.

La voz de Delia Agúndez suena al cielo, cuando quiere ser cielo, y a oscuridad cuando el sino musical nace desde la sombra claro oscura.

El público valenciano obnubilado con Delia Agúndez y Capella de Ministrers en la Iglesia Jesuitas. Pasión interpretativa para una magia que transportó al audiencia hasta la época de Cervantes, con la importancia de la palabra como fundamento de la música.

¿Qué es Claroscuro?

El disco de Capella de Ministrers, Claroscuro, es una alegoría al amor desde la pasión por el romance. La voz de Delia Agúndez ilumina a su antojo los paisajes musicales cervantinos de la Edad de Oro.

Delia Agúndez Soprano. La voz de Capella de Ministrers Claroscuro

Unidos talentos de las que nacen obras maestras

Claroscuro deleitó al público valenciano en el concierto de Iglesia de Jesuitas de Valéncia. Carles Magraner, Robert Cases y Delia Agúndez, trajeron consigo al Cervantes de la bella música y la maravillosa palabra.

Claroscuro es un fresco musical que abarca las formas de la música profana de nuestro país desde 1500 a 1650, contemplando un variado abanico de piezas, desde danzas hasta obras para vihuela y para guitarra o tonos humanos.

http://www.musicaantigua.com/claroscuro-el-esplendor-de-la-musica-del-tiempo-de-cervantes/

La Locura

Embarga el alma presenciar cómo Delia regala oscuridad con su portentosa voz , actuando sin comedimientos. Verdadera. En la folía «Yo soy la Locura», compuesta a principios de los años 1600 por el cantante francés Henri du Bailly, la artista vigoriza nuestra imaginación sobrevolando los cielos.

Este poema, que incluye Cervantes en Don Quijote, corresponde al capítulo XXVII de la primera parte de la novela. El cura y el barbero, que se han adentrado en Sierra Morena en busca de don Quijote, escuchan admirados cantar a Cardenio.

Una folía poema de Don Quijote de la Mancha

Se trata de una de las más bellas y ocurrente escena de la obra del Caballero de la Triste Figura.

“Estando, pues, los dos allí sosegados y a la sombra, llegó a sus oídos una voz, que, sin acompañarla son de algún otro instrumento, dulce y regaladamente sonaba, de que no poco se admiraron, por parecerles que aquel no era lugar donde pudiese haber quien tan bien cantase. Porque aunque suele decirse que por las selvas y campos se hallan pastores de voces estremadas, más son encarecimientos de poetas que verdades; y más cuando advirtieron que lo que oían cantar eran versos, no de rústicos ganaderos, sino de discretos cortesanos. Y confirmó esta verdad haber sido los versos que oyeron estos.”

https://cvc.cervantes.es/literatura/clasicos/quijote/edicion/parte1/cap27/cap27_02.htm

La voz de la locura desde la dulzura

Delia Agúndez tiende la mano, relajada y fluida, como en su movimiento vocal, y canta una danza sobre la vida de esa oscuridad y la sugestiva llamada colectiva.

Sirven a mi nombre
Todos mucho o poco,
Y no, no hay hombre
Que piense ser loco.

Si te ha gustado este contenido, compartiéndolo nos ayudas a difundirlo. ¡Gracias!