Salvador Arias. La Escuela de Doblaje de Salvador Arias.

Salvador Arias. La Escuela de Doblaje de Salvador Arias.

La Escuela de Doblaje e Interpretación de Salvador Arias se encontraba a paso de la madrileña Castellana, pero estaba algo escondida si no poseías reseña geográfica para hallarla. En aquella pequeña nave nodriza, donde Salvador Arias dejaba fluir todo su caudal creativo y temperamental, así como su generosidad docente, se cocieron algunos y algunas de las más importantes figuras del teatro y el doblaje español de los últimos años.

La Escuela de Doblaje Salvador Arias

Durante años, Salvador Arias ofreció toda su sabiduría a quienes pretendieran aprender uno de los más antiguos oficios de la humanidad; la actuación. Es verdad que los trabajos que desarrollaba Salvador Arias en la escuela de doblaje se realizaban con prácticas frente a una enorme pantalla de cine, grabando takes en celuloide.

Ristras de celuloide colgaban con pinzas de un cordón, a mano del técnico de sonido. Mientras, Salvador Arias se quedaba detrás de los alumnos y alumnas -ante el micrófono– y les invitaba a adentrarse en la magia de poner voz a quienes actuaban proyectados por la cámara.

En 2010 Salvador Arias subió a los cielos y desde allí, a quienes tuvimos la suerte de aprender de él, nos guiña un ojo, igual que hacía cuando el take de práctica salía bien.

Doblador profesional

Era realmente extraordinario que te enseñara el oficio uno de los más grandes. Prácticamente como si Orson Welles en Ciudadano Kane o ClaudeRains en Casablanca te pusiera la mano en el hombro, diciéndote aquello de “Presiento que es el comienzo de una hermosa amistad”).

«Los que están arriba forman una mafia que cierra el paso a los nuevos»

https://lahemerotecadelbuitre.com/piezas/demoledor-ataque-de-salvador-arias-promotor-del-doblaje-contra-la-situacion-del-gremio-los-que-estan-arriba-forman-una-mafia-que-cierra-el-paso-los-nuevos/#.YHM83BMzZ0s

Como actor de doblaje, Salvador Arias participó más de 3.000 cintas. Y hasta el último de sus días, a sus 92 años, enseñó a cientos de alumnos y alumnas en su escuela de interpretación y doblaje.

Su gran amigo Marcos Ana, el poeta, afirmó que Salvador Arias “Se fue con los deberes hechos”.

Salvaros Arias con Rafel Alberti | Foto de: salvadorarias.blogspot.com

Rafael Alberti y su esposa María Teresa León quienes le encuadraron como actor en Las Guerrillas del Teatro, continuación de La Barraca de Federico García Lorca. Fruto de esa dedicación es la medalla que le ha concedido la Asociación de Directores de España.

http://salvadorarias.blogspot.com/2009/04/salvador-arias-las-guerrillas-del.html

Amigo, compañero y cómplice de Rafael Alberti, María Teresa León o Luis Cernuda deambularon por Madrid, por la costa levantina y hasta Teruel como titiriteros en plena guerra civil. Las Guerrillas de Teatro, como se llamaba el montaje, se instalaban en zonas donde no alcanzaran las balas. Actuaban ante las tropas para regocijo de aquellos hombres curtidos de miedo por su bélica existencia.

Montábamos el tablado que llevábamos en el camión, donde también iba nuestro piano, y en media hora estábamos listos para la representación ante las tropas”

Salvador Arias en La Clave

Intelectuales de la República

Salvador Arias pertenece a la generación de intelectuales antifascistas que lucharon al lado de la República durante la Guerra Civil.

Durante un breve lapso de su vida, Salvador Arias quiso ser escritor y Luis Cernuda le dio clases. Tal vez con aquello quiso dejar su huella literaria con La biblia en verso, que escribió en tono humorístico.

Pionero en el doblaje en España, Salvador Arias acabó montando su propia empresa, aquellos Estudios Arcofón, en los antiguos estudios Vallehermoso de Madrid, donde se dobló la película Ciudadano Kane que permitió que Orson Welles y Arias se conocieran personalmente.

Orson Welles y Salvador Arias

Aquella ocasión bien merecía que se produjera en el contexto del temperamento de Salvador Arias. Según contaba Arias, una mañana estaban grabando el doblaje de Ciudadano Kane y en el transcurso de los trabajos, en pleno take con luz roja activada, la puerta de la sala se abrió. Era ni más ni menos que el director de cine que pretendía ver cómo se trabajaba su cinta.

“Estábamos doblando la película, cuando en mitad de una toma se abrió la puerta de la sala. Yo me enfadé muchísimo con la persona que veía en sombra, le dije que qué falta de profesionalidad, que guardara silencio, y cuando me fijé dije: ¡Mister Welles! Él me pidió disculpas y se quedó el resto de la mañana observando en silencio. Luego en el comedor me hizo una seña invitándome a comer con él. Era un hombre muy educado, me dijo con admiración: ‘Lo que han hecho ustedes aquí en media hora es lo que hago yo en toda la mañana’. Y yo le dije: ‘Claro, pero es que ustedes tienen dólares y nosotros pesetas”.

Atril

Escuela Oficial de Cinematografía

Arias dio clases en la Escuela Oficial de Cinematografía y posteriormente emprendió su propia escuela de doblaje en la que muchos de los nombres importantes del doblaje actual y del teatro, salieron de allí. Más de 70 años de dedicación con entrega y tesón. Salvador Arías nunca presumía de haber aparecido en los créditos de la versión española de Ciudadano Kane en español, por decisión expresa del mismísimo Orson Welles.

Si grande era como profesional, grande era como persona. Uno de esos caballeros ante los que se te quitaban las ganas de hablar para no perderte cada una de sus palabras. Sabiduría, bondad y genialidad era todo él. Sus palabras de aliento han hecho que muchos como yo amemos tanto a esta profesión.

Eduardo Gutiérrez, director y actor de doblaje

Comparte, si te ha gustado, y difunde contenidos de valor