Por qué me quedo sin voz de repente y no sé por qué

Me quedo sin voz de repente, y no sé por qué. Síntomas y consecuencias de mal uso vocal

Llega un día en el que percibes que algo va mal, cuando quieres hablar. Y te preguntas ¿por qué me quedo sin voz?. Puede ser el resultado de que vengas forzando tu sistema vocal y agotes su producción de sonido, pero cuando llega ese día, te alarmas por haber dado lugar a que te ocurra.

El mal uso o agotamiento vocal suele producirse por una mala fonación al desconocer cómo puedes beneficiarte de la técnica vocal correcta.

No puedo hablar ¿Por qué?

La voz disminuye su sonido o se pierde por completo cuando se hace un uso incorrecto de ella. Llegar a la afonía es un signo evidente de que algo mal estás haciendo.

Aplicar métodos de técnica vocal puede ayudarte a identificar qué puedes estar haciendo mal en el uso de tu recurso vocal.

¿Por qué me quedo sin voz?

Nuestro sonido vocal se produce en nuestra laringe. El aire que procede de los pulmones -ayudado por el diafragma– hace vibrar las cuerdas vocales. Por ello un buen apoyo respiratorio es fundamental para – al menos- controlar el volumen de voz que emites.

Si la fonación es correcta, la resonación complementa tu potencia vocal. Así, las cavidades de la cabeza, relacionadas con el sistema respiratorio y nasofaríngeo, actúan como resonadores. Apoyándote en los resonadores, consigues amplificar tu voz y no forzar la garganta al hablar.

Por qué me quedo sin voz de repente

¿No sabes por qué te ha ocurrido de repente?

Una cosa es la afonía, o pérdida total y otra tenerla ronca o tomada, que es una disfonía. Los síntomas de la disfonía son la ronquera, carraspeo , aspereza en la garganta, descontrol del tono..

Algunas causas que provocan la disfonías son el abuso vocal o mal uso, sufrir estrés, cambios de temperatura precipitados, consumir alcohol y/o tabaco, así como no permitirse periodos para que la voz descanse.

Si quieres evitar perder voz, aunque no sea de repente, te damos algunas claves para que puedas evitarlo.

¿Qué hago si me quedo sin voz?

Es primordial que tengas en cuenta que has de cuidar tu voz. Algunos consejos para cuidar la salud vocal , pasan por el necesario descanso e hidratación y mantener una dieta alimentaria.

Permite que descanse por un día completo sin articular palabra ni susurrar.

Si no puedes usar tu recurso vocal perjudicas tu comunicación

Se trata de que puedas prevenir riesgos y problemas serios , y además de la necesaria higiene de la voz, es fundamental seguir algunas pautas.

Evita comportamientos que la pongan en riesgo y toma medidas que cuiden la herramienta vocal propia.

Practica hábitos saludables para tu salud vocal

  • Proyecta la voz
  • No corras al hablar
  • Pronuncia bien
  • Respira correctamente
  • Modular tu voz

Cómo recuperar tu sonido vocal

Si has sufrido una afonía, o disfonía, seguramente te preguntarás que tal vez haya podido ser por una disfonía psicógena.

Este tipo de disfonía se produce cuando sufrimos un estrés emocional muy fuerte que afecta a la voz hasta el punto de provocar una pérdida sonido vocal repentino. Así que cuídate y controla la gestión de los niveles de estrés a los que estés expuesto o expuesta. El estrés no solo puede provocar contracturas musculares, problemas digestivos, migrañas o insomnio..

El mejor consejo para recuperar tu voz es conocerla y entrenarla

Por medio del acompañamiento y la asesoría de nuestro Entrenador de Voz podrás tener una buena técnica vocal para evitar problemas fonatorios, como son quedarte sin voz o deteriorarla.

Entrena tu Voz con Vozalia

Si tu objetivo es mejorar y perfeccionar tu voz, en Vozalia te acompañamos hacia el gran descubrimiento de tu mejor voz.

Somos una Escuela de Voz especializada en voz hablada y voz actuada.

El Entrenador de Voz te sugiere practicar y ensayar a diario.


Ofrecemos diferentes Cursos de Voz, según tu objetivo y métodos de Técnica Vocal que mejorarán tu voz de manera espectacular. 

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso, prepararemos un entrenamiento vocal personalizado a tu perfil.


Si te ha gustado este contenido, compartiéndolo nos ayudas a difundirlo. ¡Gracias!