Olfacción Creativa. El olfato para mejorar la voz y desarrollar potencialidades de actuación vocal

El olfato y la voz, la conjunción para desarrollar y mejorar la actuación vocal creativa. La olfacción.

El olfato es el sentido más determinante en nuestras vidas. Resulta interesante saber que éste puede desarrollar y mejorar la voz en actuación vocal; lo que se viene llamando Olfacción Creativa.

Al nacer lo primero que desarrollamos en el sentido del olfato, ya que -apenas sin ver- con él identificamos a nuestra madre y a las personas que van a formar parte de nuestro entorno familiar. El olfato nos acompaña a lo largo de nuestra existencia y se va configurando de acuerdo a los gustos que nos caracterizan. Por ello que cada persona reacciona de manera distinta a un mismo olor.

La voz y el olfato

Es en ese sentido que si un olor nos es desagradable, saldrá en nuestra voz dicha percepción olfativa. Aquellos olores que nos generan rechazo propiciarán en la voz tonos que lo trasladen. Por ello, siendo el olfato uno de los más agudos de los sentidos que poseemos, la voz tiene un papel fundamental en él.

La Olfacción Creativa

Así que, puesto que voz y olfato se complementan, además de estar morfológicamente unidos por medio de conductos (boca-nariz-garganta), no resultará extraño pensar que utilizado provechosamente, el olfato mejore la actuación de voz y que locución verbal que extraigamos se alimente de aquellos olores que pongamos en nuestra despensa intelectual.

Olfacción Creativa

Así que la Olfacción Creativa trata sobre ello. Según Gemma Reguant Fosas, autora del libro “Los olores para mejorar la voz y la locución actoral” que ya avanzó en su tesis:

“Se ha demostrado que los olores, inhalados de una forma determinada, mejoran la voz y la locución actoral, a la vez que favorecen la escucha, la concentración y la presencia escénica”.

Desarrollar la habilidad actoral por medio de la olfacción

La manera que propone la autora, por medio de la olfacción, facilita la percepción del impacto de los olores en el organismo humano y genera una organicidad mejorada para el desarrollo de la habilidad de voz actoral. También produce la liberación de la voz y su expansión hacia amplios registros expresivos.

La olfacción creativa propuesta en este texto mejora la organicidad actoral, produce una gran liberación de la voz natural y genera una gimnasia emocional expresiva que amplía el registro tonal y tímbrico de la voz.

La vida sin olfato

Existe un síndrome de ausencia de olfato, denominado Anosmia. Algunos de sus síntomas son la pérdida de la capacidad de oler, el cambio de percepción olfativa y la ausencia de olores en cosas que le pueden ser familiares.

Imaginemos que, cuando nos acatarramos o sufrimos sinusitis, se genera la pérdida del sentido del olfato y durante ese periodo de tiempo nos sentimos como con falta de algo esencial, como que nos falta algo importante. Desde luego que el olfato es importante en nuestras vidas. También se ha comprobado que a causa del Covid-19 se pierden los sentidos del olfato, el gusto y la voz. Con lo que vislumbremos la importancia del olfato para que nuestro cerebro registre patrones de aceptación de alimentos, plantas e incluso personas.

Atracción por la voz y el olfato

Es posible distinguir un afecto o atracción hacia alguien si su voz nos gusta. Por el contrario se producirá rechazo si su voz nos desagrada.  No olvidemos que utilizamos la voz durante el flirteo, y quien sabe jugar co la voz adelantará camino en la conexión interpersonal.

La Melolagnia es una parafilia sexual que se activa por la música, y ya que la voz es también músicala excitación por la voz es algo que sucede a muchas personas.

Así pues, si la voz que es un vehículo intangible, que no se puede tocar con las manos, pero que puede “tocar por dentro” es esencial en las relaciones personales, el olor resulta necesario para identificar que puede haber conexión entre las personas a primera vista. Si alguien a quien acabamos de conocer huele bien, seguramente se activarán mecanismo cerebrales que traducirán lo que el olfato detecta en la apertura de puertas de la aceptación social.

Pero cuando es al contrario, si la persona que nos están presentando desprende un olor desagradable, rechazaremos esa figura y cerraremos cualquier posibilidad de entrada a nuestro ámbito privado.

El nervio trigémino y la claridad verbal

Se trata del nervio más voluminoso de los pares craneales, y su función es el de la masticación y el habla. El Trigémino es esencial para el olfato y está conectado con el músculo masetero, el más fuerte que poseemos y que determina la articulación de la boca. También la lengua, que forma parte fundamental de la dicción se ve implicada entre trigémino y masetero. Por tal motivo, y dado que las papilas gustativas son en conjunto, entre otros, determinantes para detectar sabores y olores, contemplemos el olfato como esencial para sacar a relucir la más amplia expansión artística en nuestro recurso vocal interpretativo.

Sugestión vocal interpretativa a través de la olfacción creativa

Seguramente si intentas recordar el olor de una galletas que comías en la infancia, o el de la ropa de tu cama en la niñez, o el de una persona que fue importante para ti; podrás experimentar sensaciones físicas como cosquilleo o que se te erice el vello. Si la mente es tan poderosa como para traernos sensaciones reales con solo pensar o imaginar algo, también determinará que la sugestión positiva de un olor nos llevará a percibir aquello que el recuerdo despierta en nuestro cerebro.

Es como cuando vas los domingos a comer a casa de tu madre, y de camino ya imaginas que puede haber preparado tu plato favorito, y comenzar a salivar.

La actuación vocal actoral y los olores

Por tanto, si hemos de establecer el método de sugestión necesario para preparar nuestra actuación, será importante saber en que contexto se desarrolla. La puesta en escena incluirá ese olor, aunque sea traído desde el ensayo y la representación para que nos empape antes de ponernos ante el público.

— El bulbo olfatorio, que se encuentra en el sistema límbico del cerebro, es el encargado de detectar y procesar los olores que, mediante distintos procesos químicos, son estimulados por las partículas aromáticas u odoríferas desprendidas de los cuerpos volátiles. Estas sustancias odorantes, transportadas por el aire, nos producen sensaciones diversas relacionadas con los colores, las texturas, las emociones o la memoria, y actúan como un disparador o evocador de recuerdos o emociones intensas. —

biotech-spain.com/es/articles/los-est-mulos-olfativos-en-la-creatividad-art-stica/

COMPARTIR